Atención Vaca Muerta: Complicándose la financiación del “shale”

06/03/2018

Atención Vaca Muerta: Complicándose la financiación del “shale”

“Un mercado descerebrado”: así hay inversores en Wall Street advirtiendo sobre la financiación de los productores estadounidenses de ‘shale’. Esta situación abre interrogantes sobre Vaca Muerta.

Es cierto que el cuestionamiento proviene de la prensa de Rusia, que junto a Arabia Saudita no sólo lidera la próxima OPEP+ sino que es adversaria de la producción no convencional de gas y petróleo a la que adhiere USA como estrategia para dejar de importar energía no renovable. El hallazgo y traducción es de Hernando Kleimans.

A mediados de 2018, USA llegó a producir 11 millones de barriles por día (bpd) de crudo, ubicándose entre los 3 mayores productores de petróleo del mundo. Según la Administración de Información Energética estadounidense, la mayor parte de esa producción provino de los productores de petróleo de esquisto o shale o fracking, con 6,2 millones de bpd.

Pareciera que tales volúmenes de producción, similares a los de Rusia y Arabia Saudí, deberían también traer enormes ganancias. Sin embargo es un error afirmar algo semejante. Al Rajhi Capital, empresa con sede en Riad (Arabia Saudita), investigó las finanzas de una lista de compañías de esquisto en USA y descubrió que “a pesar del aumento de los precios, la mayoría de las firmas de nuestro estudio aún sufren pérdidas sin signos de mejora”.

El rendimiento promedio de los activos para las empresas estadounidenses de esquisto “sigue si endo un moderado 0,8%”. Según cálculos de The Wall Street Journal, la mayoría de los 20 productores más grandes de petróleo de esquisto en USA gastaron en el 1er. trimestre de 2018 casi US$ 20.000 millones más del dinero que ingresaron de sus operaciones. Apenas 5 de esas compañías generaron ganancias.

Es importante tenerlo presente para no sufrir ningún desengaño en los ampulosos proyectos argentinos vinculados al esquisto o shale o fracking. Una de las explicaciones de la dicotomía entre altos niveles de producción y el bajo rendimiento es la alta tasa de endeudamiento de las empresas productoras. Mike Shellman, un experto veterano de la industria petrolera, calculó que la deuda total de los productores de esquisto llega hasta US$ 300.000 millones.

Un incremento más en la tasa de interés estadounidense provocaría problemas enormes con el actual precio del crudo. A los precios de petróleo actuales, el pasivo equivaldría a la producción de 9.000 millones de barrile s de petróleo, que es el volumen que la industria ha logrado producir hasta el momento: la industria estadounidense de producción de petróleo de esquisto debería producir casi lo mismo que todo lo producido hasta ahora, solo para pagar sus deudas. Hoy los productores de petróleo de esquisto están obligados a destinar 1,5 millón de bpd sólo para pagar los intereses de los préstamos recibidos.

Por lo tanto, es una producción estratégica para los intereses nacionales de USA pero no rentable y, entonces, no se puede reinvertir en el desarrollo de la empresa ni de sus reservas. Atención Reserva Federal: la industria, para financiarse, emite nuevas acciones, inflando una burbuja ya inflada. Por ejemplo, entre 2011 y 2016 Pioneer Resources, un jugador clave en la industria de esquisto, ha emitido acciones por un valor de US$ 5.400 millones. Una crisis financiera en USA derivará en una crisis energética.

Aquí la traducción completa de la nota de Natalia Dembínskaia, desde Moscú, para RIA Nóvosti.

Compartí