Alberto Fernández en Vaca Muerta: “YPF sufrió como sufrió el país”

15/10/2020

Alberto Fernández en Vaca Muerta: “YPF sufrió como sufrió el país”

Anunció el Plan Gas 4, un programa clave para la reactivación de la industria. También remarcó que Energía tendrá una sede en la región y le preguntaron sobre tarifas residenciales.

La primera visita del presidente Alberto Fernández a Vaca Muerta llegó en un momento muy particular, tanto para la industria como para la provincia. Anunció el Plan Gas 4, clave para la reactivación del sector, y se esperaba que apoye a Omar Gutiérrez, quien se enfrenta al incumplimiento de las medidas que decretó para contener los contagios de coronavirus, pero no hubo referencias al respecto en el acto. “YPF sufrió cómo sufrió el país”, remarcó en su discurso, señalando -sin nombrarlo- al expresidente Mauricio Macri, publica Diario Río Negro.

La llegada fue anunciada por Nación para las 11.30, pero sucedió casi una hora después. El presidente solo estuvo un momento en el aeropuerto, el que demoró en bajar del avión y subir al helicóptero que lo llevó al yacimiento estrella de YPF, Loma Campana, donde lo esperaban altas temperaturas y la fuerte presencia del sol.

Allí, en las cercanías de Añelo, y junto a los ministros de Economía, Martín Guzmán, y del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro; el CEO de la empresa, Sergio Affronti, y su presidente, Guillermo Nielsen, más la gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras, se hizo el acto oficial.

El anuncio estuvo centrado el Plan Gas 4, un programa de incentivos que busca recomponer la castigada industria gasífera con subsidios a la producción de gas en todo el país. A diferencia del anterior programa, el que se anunció hoy tiene un objetivo más moderado y busca reponer los niveles afectados por la pandemia y los bajos precios.

El cierre estuvo a cargo del presidente, quien, como es su primera visita a Vaca Muerta, aseguró que era su anhelo conocer el corazón de la energía. Luego retomó el punto principal de los oradores anteriores para afirmar que el Plan servirá para darle confianza a los inversores y garantizar el gas que necesitan los argentinos.

Si bien tanto Guzmán como Martínez habían criticado a la gestión macrista, Fernández fue quien hizo mayor hincapié en este aspecto. “Han pasado cuatro años muy difíciles en Argentina, donde, como siempre digo, parece haberse vivido la metáfora del olvido, donde todos se olvidaron de la gente donde hubo que pagar aumentos siderales de tarifas. Mientras pagábamos esas tarifas, la producción de gas declinaba. Algo no anduvo bien en esa Argentina. Vamos a corregir las cosas”, resumió.

“YPF sufrió cómo sufrió el país” dijo antes de indicar que desde 2015 comenzó a descender la curva de producción y la firma se endeudó.

Fernández resaltó el impulso que es el Plan para YPF, que invertirá 1.800 millones de dólares, más trabajo, pero, sobre todo, la producción de gas que demanda el país y, a la vez, evitar la salida de divisas (para importaciones).

“Vamos a tener la Secretaría de Energía plantada en Neuquén”, anunció el presidente, con la intención de descentralizar la administración -recordó que se aprobaron las capitales alternativas- y puso en valor la elección de Martínez para estar al frente del organismo como conocedor del sector.

¿Aumento de tarifas?

El primer tweet en la cuenta del presidente hizo referencia al impacto positivo del congelamiento de las tarifas. Por eso, se compartió un comunicado del Ente Nacional Regulador de Gas (Enargas) en el que se afirma que, de no existir el congelamiento de tarifas, las facturas de gas residencial serían hoy un 86% más caras.

En su discurso, este punto fue otro de los que más resaltó Fernández sin hacer referencia a una marcha atrás de la medida. Luego de la actividad, le preguntaron: ¿Cómo va a ser el impacto del traslado a las tarifas para los usuarios residenciales?

La respuesta del presidente no dejó ninguna definición sobre el tema: “Vamos a tener exactamente el mismo cuidado que hasta hoy. Lo que no podemos hacer es volver a convertir las tarifas nuevamente en un problema para los argentinos. Vamos a hacerlo con la prudencia con la que actuamos. Cuando uno revisa, los argentinos han evitado pagar un 70% de aumento. El cuidado que hemos tenido en la pandemia vamos a tenerlo en la normalidad. Seremos muy cuidadosos”.

Antes del acto el primer paso fue un recorrido por las oficinas y el equipo 167 de DLS, que es llamativo porque “camina”, como se le dice en la jerga a este tipo de equipo de montaje que acorta los tiempos del proceso (walking rig).

Luego fue el turno del acto, que comenzó con la entrega del decreto de visitante ilustre. Tomaron la palabra Nielsen y Affronti, quienes resaltaron la presencia de Fernández en el yacimiento. Los siguió Carreras, que se expresó de la misma forma.

Después fue el turno de Martínez, quien criticó a la gestión de Macri por tomar decisiones contradictorias que provocaron una gran desconfianza y aseguró que, con el nuevo Plan Gas, se dará la previsión que buscan los inversionistas. También resaltó que la Secretaría de Energía “tendrá un asiento en las provincias productoras”.

El funcionario le dio el micrófono a Guzmán, quien afirmó que el Plan permitirá mayor exportación de gas, mejores condiciones para la competitividad y para la generación de empleos. “Es un paso más para poner la economía en orden porque venía muy desordenada”, resumió.

Gutiérrez fue el siguiente orador. Comenzó resaltando que el carácter federal del Plan y que se trata de una inversión pública, “no un gasto público”, que favorecerá el ingreso de divisa, además de responder a la demanda de otros países. Remarcó su optimismo con el mecanismo de subasta de precios. Además, le agradeció, también, a los referentes de los sindicatos.

No hubo espacio para preguntas. Entre los asistentes que conformaron el público se encontraban los hermanos Rioseco: José, intendente de Cutral Co, y Ramón, quien ocupó ese cargo y hoy es parlamentario del Mercosur. También está el intendente de Añelo, Milton Morales, el diputado nacional del FdT Guillermo Carnaghi, el director de Vialidad, Alberto Ciampini, más el legislador provincial del mismo partido, Mariano Mansilla.

Estaba la expectativa de un respaldo por parte de Fernández para Gutiérrez, quien se las ve complicadas para que todas las localidades con transmisión comunitaria de coronavirus cumplan con las restricciones, a la vez que resuelve los reclamos de comerciantes. Sin embargo, no hubo referencia pública sobre el tema por parte del presidente.

La previa a la llegada de Fernández

La mañana en los alrededores de la terminal aeroportuaria “Presidente Perón” fue tranquila. Los trabajadores estatales de ATE desistieron de su intención de hacerle llegar una nota al presidente. El secretario general, Carlos Quintriqueo, explicó que buscarán otra forma de acercarle la carta a Fernández porque no iban a poder acceder a él de otra forma.

Los alrededores del aeropuerto fueron bloqueados por el operativo de seguridad. La prensa no tiene acceso y debe esperar fuera de la casilla del peaje.

Un poco más retirados del acceso se apostaron un grupo de transportistas que exigen la declaración de la emergencia en turismo para sostener su actividad. Luego se sumaron vehículos que llegaron en caravana como parte de una manifestación del grupo “Pymes neuquinas” que se dio a conocer recientemente. Todos juntos se movilizaron hacia la Casa de Gobierno.

Sin embargo, como decía Quintriqueo, solo los anfitriones pudieron tener llegada al presidente. La comitiva neuquina tiene dos referentes, uno es el flamante secretario de Energía, Darío Martínez -uno de los líderes del Frente de Todos de Neuquén, quien tuvo manifestantes a favor fuera del aeropuerto- y el gobernador Omar Gutiérrez, quien llama “amigo” a Fernández.

Compartí