YPF confirma que viene un aumento, pero lo postergó

Por presión de la Rosada, las petroleras desdoblan el aumento de las naftas. Aunque la postergó, YPF confirmó la suba que obedecería al alza del crudo en el mundo y de los biocombustibles.

YPF confirmó que planea “una modificación en los precios”, tal como adelantó Clarín. “Queremos evaluar todas las variables de la estructura de costos del combustible”, señaló la compañía. La declaración llega después de un día donde casi todo el sector daba el aumento casi como un hecho, pero que se habría modificado por algún llamado de la Casa Rosada.

“Tenemos la intención de reducir las constantes oscilaciones de precio a los consumidores, en este caso motivada por un cambio de resoluciones”, detalló la principal petrolera del país. Entre las estaciones se propagó ayer el dato que YPF incrementaría los precios mañana (jueves), pero esa decisión quedó postergada. Desde el Poder Ejecutivo hubo alguna comunicación, según explicaron otros ejecutivos de la industria, que pidieron no ser identificados dada la sensibilidad que despierta el tema “precios”.

“La nueva resolución implicará una suba de los precios de los biocombustibles que impactará en el precio de las naftas”, aseguró la compañía. La empresa también cuestionó el funcionamiento de la cadena de biocombustibles.

Las naftas poseen un 12% de componente de biocombustibles. Un incremento en ese valor se traslada a los precios.

Hace unas semanas, por una modificación en el precio de los biocombustibles, YPF anunció una reducción del 1,5% en el importe final en los surtidores. “La ley de Biocombustibles establece cupos obligatorios a través de un mercado cerrado, constituido por un pequeño grupo de empresas subsidiadas por los consumidores, que pagan mayores precios en los combustibles, y por el Estado nacional a través de exenciones impositivas”, sostiene YPF sobre esa legislación.

YPF planeaba subir los precios por el mayor precio del petróleo crudo internacional y por los cambios en los biocombustibles. Ahora, según la industria, ese incremento será separado: uno por los biocombustibles y otro por el crudo, que llegó ayer a US$ 63 por barril. Para ninguno de los dos se estableció un plazo. Pero el relacionado con etanol sería el próximo en la fila, mientras que el correspondiente al mayor valor del crudo quedaría para más adelante.

Las otras petroleras -Axion y Shell- no suelen mover los precios hasta que no lo haga YPF.

La petrolera estatal aprovechó para cuestionar al sector de biocombustibles. “Según un informe del Ministerio de Agroindustria del mes de septiembre, el precio del etanol base caña en la Argentina fue aproximadamente un 90% superior respecto de Brasil y un 53% superior cuando se toma base maíz. El etanol en Argentina es marcadamente más caro que su equivalente en naftas y significativamente superior a los precios del etanol a nivel internacional. Cualquier aumento en el precio de biocombustibles supone un mayor precio para los consumidores argentinos”, criticó la petrolera.

“YPF es una sociedad anónima de derecho privada que cuenta con todo el poder de lobby de una empresa pública. Gracias a eso, todos los beneficios que le da el Gobierno se trasladan automáticamente a los privados y reciben el mismo beneficio las compañías que operan en el segmento del downstream de petróleo que es oligopólico. El margen de refinación de YPF es más del doble del mundial. Esa situación, más los altos tributos, hacen que los argentinos paguemos un precio de la nafta y el gasoil mucho más alto que el promedio mundial”, replicó Claudio Molina, director ejecutivo de la Asociación Argentina de Biocombustibles.

Compartir.

DEJA TU COMENTARIO