Un estudiante fue asaltado a punta de navaja

Un joven que iba a bordo de la línea 2 fue víctima de un intento de robo. Si bien los delincuentes no lograron sacarle nada, la víctima resultó con heridas en distintas partes de su cuerpo. La víctima dijo que tiene miedo y aseguró que los conoce. “Los he visto antes. Algún día me los voy a cruzar y no sé qué podría pasar”, dijo.

Este martes cerca de las 13:30 horas, M.H. viajaba tranquilo en la línea 2 de Patagonia Argentina. Se dirigía a la universidad y en cercanías de la escuela 209, en el barrio San Cayetano, dos sujetos ingresaron a la unidad y se sentaron.

El joven se encontraba en el fondo y escuchaba música con auriculares. Cuando alcanzaron el supermercado “La Proveeduría” de Avenida Kennedy, uno de los individuos, que estaba próximo a la puerta de descenso del colectivo, sacó una navaja y amenazó al joven, exigiéndole que le entregara su teléfono celular, según informó Diario Crónica.

“Se me tiró encima, me levanté y lo empujé con el celular en la mano para que no me lo saque. La gente no hizo nada, se quedó mirando nada más, nadie se levantó ni dijo nada –relató-.  Cuando vieron que no me podían sacar el teléfono, uno se acercó hasta el chofer y le dijo ‘ese se hizo el vivo con mi novia’, lo cual es ilógico. Todos vieron lo que pasó”, expresó.

Los agresores bajaron del colectivo. El damnificado presentaba sangre en sus manos, producto del forcejeo con los ladrones. También tuvo algunas heridas leves en una ceja y en la boca. “Después, una señora que iba adelante mío, le dijo al chofer que yo no había hecho nada”, añadió el joven.

El chofer llamó a la Policía, que se acercó de inmediato y luego de un breve rastrillaje por la zona para ver si encontraban a los individuos, M.H. subió a otro patrullero y fue llevado a su casa.

La víctima dijo que tiene miedo y aseguró que los conoce. “Los he visto antes. Algún día me los voy a cruzar y no sé qué podría pasar”, dijo.

La víctima contó que, horas atrás, había leído en redes sociales sobre un caso similar, en donde unos jóvenes vestidos de igual forma que sus atacantes le habían robado a un muchacho que estaba en una garita.

Compartir.

DEJA TU COMENTARIO