Jaguares le ganó muy bien a Lions en Liniers

La franquicia argentina venció al equipo sudafricano que fuera subcampeón en 2016. Ya lleva dos triunfos en tres fechas del Super Rugby.

Jaguares 36 - Lions 24La visita del subcampeón del Super Rugby ponía en peligro la búsqueda de una victoria en el debut de Jaguares como locales en su segunda temporada en este torneo. Lions perdió aquí en Vélez el año pasado, cuando llegó con un segundo equipo para reservar titulares de cara a los playoffs. Esa decisión le costó jugar de visitante la final, y así le fue.

Para esta 3ª fecha, la franquicia de Johannesburgo dispuso de nueve cambios -en Sudáfrica se quedaron cinco Springboks- y también le fue mal. El apertura, Jantjes, esperaba su segundo hijo; el centro Van Resburg faltó para asistir al funeral de su madre; Combrink estaba lesionado, mientras que a Mostert y Mapoe les dieron descanso. En Jaguares todavía faltan Landajo, Herrera, Tetaz y Lavanini. No había tanta ventaja en ese sentido.

Con 9.350 personas en el Amalfitani, que aplaudieron más que en los siete partidos del 2016, Jaguares jugó -por concepto y rival- su mejor partido de los 18 que lleva en este campeonato para ganar 36-24.

A la jornada le faltó gente. Pero no, porristas. Las 10 chicas vestidas de amarillo -no es casualidad que con el cambio de Gobierno también haya cambiado el color de la camiseta, que antes era naranja; si bien esta vez Jaguares lució la negra- más la mascota con su tabla de surf, la música al palo y los globos sponsorizados alegraron al público que ya estaba lleno de rugby en el entretiempo. El equipo, fundamentalmente con más paciencia que el año pasado, iba 21-7. Los 15 siguen corriendo, pero no largan la pelota a la marchanta, sino que lo hacen con la seguridad de que un compañero la puede recibir. En el try de Tuculet, fueron armando la jugada pase a pase, sobró Lezana, y éste se la dio al fullback para que apoyara. Y en el de Moyano, también se armó otra gran jugada en la que Sánchez hizo la diferencia y habilitó al wing, uno de los mejores de la etapa junto con Tucu, Lezana y Matera y el 10.

Una buena noticia, la amarilla fue para un rival, Ferreira, por cogotear a Matera. Sobre el final se la merecía Sánchez, por ir a buscar temerariamente en el aire a Volmink. El apertura zafó de la penitencia en un fallo localista del neocelandés Nick Briant.

Lions emparejó en el ST cuando Jaguares cedió el dominio, pero eso no se trasladó en el comienzo de la etapa al marcador por la buena defensa local. Sánchez, si bien fue impreciso con el pie (6/10), sumó tackles, un penal y la conversión de su try; De la Fuente aportó la otra conquista (premio a la búsqueda y a no desesperarse pese a perder tres veces la pelota cerca del ingoal) para llegar al 36-12 ya inalcanzable a los 62′. Aspirina Pérez había movido el banco y se producía la vuelta de Hernández (de 10), que así hacía su debut 2017 tras una fractura de pómulo.

Lions descontó con los tries de Marx y Whiteley en los últimos cinco minutos. Pero el daño estaba hecho. La gente nuevamente aplaudió a Jaguares (de pie), que había dejado una gran imagen, por juego y triunfo. La única mancha fue la amarilla a Lezana (por infracciones reiteradas del equipo), con la cual Jaguares ya acumula cinco. Aunque el ala se fue a los 31′, y no afectó tanto.

El próximo sábado Jaguares recibe a Cheetahs, al que le ganaron en el debut 2016 de visitante, y viene de perder con Lions y vencer a Bulls. Será una buena oportunidad para confirmar esta notable mejoría.

Compartir.

DEJA TU COMENTARIO