Estudiantes goleó en Ecuador, pero quedó eliminado

Le ganó 3 a 0 al ya clasificado Barcelona, en Guayaquil, y dependía de que Botafogo no derrotara a Atlético Nacional para seguir con chances, pero finalmente los cariocas se impusieron por 1 a 0. Verón ingresó en el segundo tiempo y fue clave para liquidar: picó, desbordó y asistió a Sánchez en el 3 a 0. El mismo volante había marcado el 2 a 0, de palomita. El 1 a 0, de Cavallaro.

En un dato histórico para la biblioteca del pincherío tenía que estar él, Juan Sebastián Verón. No sólo con el acto de presencia, también con un aporte: por primera vez en la historia, Estudiantes ganó por tres goles de diferencia de visitante por la Copa Libertadores. Y la Brujita, que había ingresado en el segundo tiempo, ratificó que su potencial no está acabado. Picó al vacío, recibió, desbordó y asistió a Facundo Sánchez en el 3 a 0, el que liquidó las últimas resistencias de Barcelona, ya clasificado.

Parece increíble que haya ocurrido, con 42 años, retirado por dos temporadas, sólo para dar algo en la Libertadores después de haber ocupado su tiempo en reuniones de escritorio entre la AFA y La Plata, en su cargo de presidente de Estudiantes.

Además de la asistencia, también mostró buenas descargas y cambios de frente. Obvio, lejos del despliegue de sus mejores años. Aun así, la Brujita sirvió para cerrar el partido. Clave para las expectativas de pasar a octavos de final. Aunque eso sólo se sostendrá si Botafogo no supera a Atlético Nacional.

No fue Verón el único veterano que aportó en el triunfo. También ingresó Braña (38 años) en el segundo tiempo. Así, en la tarea de la resistencia de la ventaja, estuvieron dos futbolistas del histórico título de la Libertadores del 2009.

Ojo, la diferencia en el marcador fue mayor a la que se vio en el juego. De hecho, Barcelona tuvo mayor posesión de la pelota y remates al arco (21 a 7). La contundencia de Estudiantes fue determinante. Cavallaro resolvió el 1 a 0 en la primera clara del Pincha, en la continuidad de una jugada en la que Toledo se había perdido el gol sin arquero.

El gol tuvo un impacto fuerte en lo emotivo para Barcelona, aunque aun así los locales generaron sus situaciones, siempre bien resueltas por Andújar o por el palo. El 2 a 0 de palomita de Sánchez fue la conclusión de otra gran jugada de Dubarbier, figura por movilidad y descargas.

Sorprende un dato de Sánchez, quien tenía un gol en toda su etapa en Estudiantes y en Guayaquil metió doblete. Aunque lo más fuerte es que la Brujita, el jugador más importante de la historia del club según Alejandro Sabella, le sigue aportando dentro de la cancha.

De todas formas, de nava sirvió el triunfo ya que el Pincha se despidió de la Copa aún con un juego por disputar en la fase de grupos, recibiendo justamente a Botafogo de Brasil.

Compartir.

DEJA TU COMENTARIO