El Rojo no supo ganarlo ante San Martín de San Juan

Los postes, en dos oportunidades, arruinaron anoche el debut de un Independiente que se cansó de atacar a San Martín (SJ) pero jamás logró convertirle. Holan hizo su estreno con un 0-0 que volvió a desnudar su falta de gol.

Independiente 0 - San Martín SJ 0Un Déjà vu rondó el Libertadores de América. La historia se repitió. Independiente presentó credenciales que había sabido evidenciar el torneo pasado, donde llegaba y llegaba pero no convertía. Otra vez, el arco rival estuvo maldito para el Diablo. Con nuevo rey en el banco de suplentes, el sello de Holan ya se vio en este estreno (no jugó la primera fecha ante Talleres) con un elenco ultra ofensivo y ordenado para atacar. Sin embargo, otra vez faltó el gol y quedó una agria sensación tras el 0-0 contra San Martín (SJ).

Los aplausos finales sirvieron de pequeño consuelo luego de una actuación merecedora de tres puntos. Si Independiente quedó en cero fue apenas por los malditos palos, que le aguaron el grito a Gigliotti y a Benítez, y por la heroica atajada final de Ardente, quien con la destreza del hombre elástico estiró su brazo para desactivar un cabezazo de Tagliafico que se colaba en el ángulo cuando el reloj indicaba cinco minutos de adición del segundo tiempo.

Difícil consolar al hincha con los merecimientos cuando en el club reina la necesidad imperiosa de lograr resultados. Sin embargo, el inicio oficial del ciclo Holan renovó los aires tanto en las tribunas como en el juego. Excelente debut de Erviti, amo y señor del mediocampo, buenas improvisaciones del joven Barco y búsqueda constante del gol de Gigliotti en su estreno. Esas fueron las mejores cartas de este nuevo Independiente.

Falta, y mucho, pero esta presentación anima a mirar la bola del futuro y arriesgar con un después prometedor. A desembrujar esos palos, que las piezas del nuevo Rojo de Holan parecen ir por el camino correcto para armar el rompecabezas final.

Compartir.

DEJA TU COMENTARIO