Con un empate, River accedió a cuartos en la Copa

El Millo logró la clasificación a la siguiente instancia de la Libertadores tras igualar 1-1 (3-1 el global) frente a Guaraní en el Monumental.

Aún sin jugar bien, Alario, el de los goles importantes, metió el tanto de la tranquilidad y del pasaje a la próxima fase, donde se medirá con el ganador de Atlético Mineiro y Wilstermann (la ida, 1-0 a favor de los bolivianos).

Saber sufrir, saber pasar. River, con mucho vértigo y poca claridad, supo superar el momento de zozobra y con el gol de Alario -él siempre con goles importantes- selló la clasificación a los cuartos de fina de la Libertadores tras el 1-1 (3-1 el global) frente a Guaraní. Ahora el Millo aguarda por el ganador de Atlético Mineiro y Jorge Wilstermann (1-0 a favor de los bolivianos).

No fue el mejor River. Le faltó mucho para ser ese candidato al que muchos le colgaron la chapita. Pero pese a eso, y a que le costó elaborar, sacó adelante un partido que se le había empezado a complicar con el gol inesperado de Palau cerrando el primer tiempo y con el que se morfó Chávez, que hubiera sido el 2-0 de los paraguayos. Y fue ahí, después ese desperdicio de Guaraní, que Alario empujo sobre la línea la pelota que se negaba a entrar tras una serie de rebotes… El 1-1 trajo calma y Guaraní lo sintió.

Aunque siguió con falta de fluidez a la hora de elaborar, River siguió inclinando la cancha con varias situaciones. Enzo Pérez, en su debut, fue de mayor a menor. Lux mostró algunas dudas (¿podía haber hecho más en el 1-0?) y Pinola no mostró la firmeza de la ida…

Alario, como acostumbra, es el hombre de los goles importantes en River. Los hizo y los sigue haciendo. Habrá que mejorar, sí. Pero queda tiempo. River ya está en cuartos. Supo sufrir, y supo pasar.

Compartir.

DEJA TU COMENTARIO