Central logró la heroica en Córdoba por Copa Argentina

Perdía 2-0 vs. Godoy Cruz y para colmo jugaba con un hombre menos, pero lo dio vuelta a puro corazón, ganó 3-2 y obtuvo el pase a su cuarta semifinal consecutiva.

Central consiguió el pase a la semifinal de la Copa Argentina en un partido para el infarto: el Canalla perdía 2-0, jugaba con uno menos desde los 30 segundos y logró darlo vuelta en la última media hora. El Morro García y Angileri habían puesto en ventaja a los mendocinos, pero Camacho, Carrizo y Zampedri se encargaron de completar esta gesta heroica de los rosarinos que vuelven a jugar una semifinal de Copa, al igual que en las últimas tres ediciones del certamen más federal del país. Hazaña bien copera.

Tan sólo 13 segundos tardó el partido en ponerse caliente. En la primera jugada, un error de Tobio dejó mano a mano al Morro García con el Ruso Rodríguez, y el defensor ex Boca lo bajó de atrás al uruguayo en la puerta del área. La infracción provocó todo tipo de protestas hasta que Ariel Penel optó por mostrarle la roja a Tobio y mandarlo al vestuario a los 33 segundos.

El Tomba aprovechó ese hombre de más y minutos después Camacho se confió y Pol Fernández aprovechó para asistir al Morro, que clavó un derechazo inatajable para poner el 1-0 para los mendocinos. A partir de ese momento, el Canalla salió a buscar el empate y tendría una oportunidad inmejorable, luego de que Penel le diera un polémico penal al equipo de Montero, pero Burian se encargó de ahogarle el grito a Marco Ruben.

En la jugada siguiente, tras un corner a favor del Tomba, Angileri se elevó y con un certero cabezazo puso el 2-0 para los mendocinos y la historia parecía definida. Además, los últimos minutos de la primera mitad Godoy Cruz fue un aluvión para un Central que parecía estar al borde del Ko.

Pero el segundo tiempo fue totalmente distinto. Pese a tener un jugador menos, Central salió con todo a buscar el descuento, que recién lo consiguió a los 15 minutos debido a la gran actuación de Burian. Camacho y Carrizo tiraron una pared de pecho y el ex Racing definió cruzado de volea para poner el 1-2 que llenó de esperanza al público Canalla que dijo presente en gran número en Alta Córdoba.

El partido se puso más caliente que nunca, a puro ida y vuelta, y la expulsión de Pol Fernández, tras un planchazo, le agregó más picante al encuentro. Minutos después de la roja al ex Boca, justamente otro con pasado Xeneize, Pachi Carrizo, entró por el medio del área, se la picó al arquero y un defensor rechazó, generando la confusión de todos los presentes, pero el asistente no dudó y señaló correctamente hacia el medio del campo. Empate y delirio Canalla.

Pero la gesta heroica de los Guerreros de Rosario no terminó ahí: faltando tres minutos para que Penel diera el descuento, un preciso centro de Carrizo encontró la cabeza de Zampedri, que había entrado desde el banco, quien cabeceó con lo justo para poner en ventaja al equipo de Montero.

Godoy Cruz tuvo su chance para empatarlo, pero el Ruso Rodríguez estuvo firme y la suerte acompañó a los rosarinos, que con este triunfo vuelven a meterse en una semifinal de Copa Argentina (la cuarta consecutiva) y buscarán también su cuarta final de este certamen en cuatro años, aunque esperan que esta vez el resultado sea distinto.

Compartir.

DEJA TU COMENTARIO