Boca de fiesta: Gana, gusta y golea

El equipo de Guillermo llega imbatible al clásico contra River: venció con facilidad a Belgrano, lleva siete triunfos en siete fechas, es el único líder del torneo y no mostró flaquezas. Tomá nota, Muñeco.

Siete partidos, siete triunfos. Líder, invicto y con puntaje ideal. Así llega el Boca al superclásico, convertido en súperBoca, a pura fiesta. El triunfo frente a Belgrano fue un aperitivo del plato principal que se viene en una semana: River. Los de Guillermo se despacharon con un 4-0 frente al Pirata que lejos estuvo a la altura del acontecimiento. Fue todo de Boca, de principio a fin.

“Que el domingo cueste lo que cueste”, retumbaba en una Bombonera que sólo pensaba en sus primos. Y una de las grandes noticias fue la presencia de Wilmar Barrios, quien fue operado hace apenas 11 días y estuvo en duda su presencia en Núñez, pero ante los cordobeses demostró (con venda en mano) que está para jugar.

Boca sabe a lo que juega. Se luce. Presiona. Mueve la pelota, cambia de frente, tiene paciencia, no se desespera, utiliza bien las bandas y los espacios, no duda si tiene que volver a empezar, tiene una eficacia envidiable. Benedetto, por ejemplo, convirtió en su primer tiro al arco. Y también en el segundo. Pavón es ése que, con sus asistencias, vale 30 palos. Pablo Pérez es el faro, que marca y llega…

Si era un torneo corto, Boca ya era campeón. Aunque, por cómo viene la mano, a la larga pinta que el desenlace será el mismo, porque Boca demuestra que está por encima del resto. Pero la próxima parada será súper determinante. Si bien River hoy sólo piensa en la semifinal de la Copa, en La Boca sólo tienen un objetivo: ratificar este partido contra los primos, que si llegaran eliminados de la Libertadores, sería el broche soñado.

Compartir.

DEJA TU COMENTARIO